¿La leche es necesaria para obtener calcio?

Uno de los principales temas a debate en nuestros talleres: ¿es necesario tomar leche para obtener el calcio que necesitamos para nuestros huesos?

A menudo las personas mayores dejan de consumir lácteos enteros para sustituirlos por lácteos desnatados.

El calcio necesita para su absorción la presencia de vitamina D. Esta vitamina se encuentra en la grasa de la leche por lo que si tomamos leche desnatada no absorbemos el calcio.

En la actualidad la leche desnatada se enriquece con vitamina D, pero debemos tener en cuenta que no es igual de efectiva que la que se

encuentra de forma natural en los alimentos.

Mito de los alimentos 1: ¿la leche es necesaria para obtener calcio?

Además, la realización de actividad física es fundamental para favorecer la 

absorción de calcio en los huesos. Por lo tanto, la cantidad de calcio que tomamos con la dieta no define el estado de nuestros huesos.

¿Qué alimentos debemos elegir?

La leche y los derivados lácteos como el yogurt y los quesos aportan numerosos nutrientes incluidos el calcio pero estos se pueden obtener de otros alimentos que no sean de origen animal. https://mejorconsalud.com/fortalece-tus-huesos-con-calcio-de-origen-vegetal/

Como dietista-nutricionista  https://www.vitalayuda.com/servicios/nutricion-mayores/siempre aconsejo los enteros frente a los semidesnatados y desnatados, reduciendo su consumo a dos raciones al día.

Mejor consumir yogur natural (bacterias beneficiosas, mejor digestión) que leche.

Mito de los alimentos 1: ¿la leche es necesaria para obtener calcio?

 

Fuentes de Calcio vegetal

  • Frutos secos
  • Legumbres
  • Brócoli, espinacas, coliflor, acelgas, puerro…

Además para mejorar la absorción de calcio podemos combinarlos con alimentos ricos en vitamina D.

  • Pescados azules
  • Huevos
  • Leches de soja
  • Setas

Conclusión

  • Podemos obtener el calcio de alimentos que no son lácteos.
  • El estado de nuestros huesos dependen además de otros factores como la genética y el ejercicio físico.

“La leche y los lácteos no son alimentos necesarios para obtener el calcio que necesitamos y mantener nuestros huesos sanos”

  • La realización de actividad física es esencial para prevenir la aparición de osteoporosis. El ejercicio mejora la absorción de calcio de los huesos.
  • En el caso de personas mayores con poca movilidad se podrá llevar a cabo gimnasia pasiva.

Si desean saber más y/o asesoramiento especializado pónganse en contacto con Vital Ayuda, nuestras especialistas en nutrición les atenderán.

 

Dieta blanda: cuándo y cómo llevarla a cabo

Uno de los modelos de alimentación a menudo prescrito por médicos y especialistas en nutrición es la dieta blanda para tratar problemas del aparato digestivo tales como diarreas, gastroenteritis, malas digestiones, ardor… o tras una intervención quirúrgica.

Una de las principales cuestiones que a menudo me encuentro es que la gente asocia dieta blanda con dieta de fácil masticación. En aquellos casos en los que las personas mayores no tengan problema de masticación se pueden consumir alimentos sólidos. El objetivo principal de una dieta blanda es que sea de fácil digestión no de fácil masticación. 

¿Qué alimentos y preparaciones son aconsejables en la dieta blanda?

  • Cereales refinados (no integrales): pan, pasta, arroz…Dieta blanda: cuándo y cómo realizarla
  • Patatas hervidas o en puré
  • Pescados blancos, pollo y pavo sin piel. A la plancha o cocidos
  • Verduras en puré o cocidas
  • Agua, caldos no grasos e infusiones
  • Poca cantidad de aceite de oliva virgen extra en las preparaciones
  • Yogures naturales y/o queso fresco
  • Frutas: manzanas sin piel, plátanos maduros y restos de frutas en compotas

Además de eso, la dieta blanda puede adaptarse a aquellas personas que lleven una alimentación

Dieta blanda: cuándo y cómo realizarlavegetariana.

  • Legumbres en puré sin piel
  • Tofu blanco
  • Seitán
  • Leches vegetales sin azucares añadidos

Recomendaciones

  • Masticar muy bien la comida
  • Llevar a cabo más tomas al día y de poco volumen: unas cinco veces al día
  • Consumir las comidas y bebidas tíbias
  • Evitar la sal, picante, salsas y especies

Duración

De manera general, las dietas blandas suelen tener una duración de tres, cuatro días. La incorporación del resto de alimentos se lleva a cabo de forma progresiva.

 

NOTA: debemos tener en cuenta que esto son recomendaciones generales, por lo tanto, no tienen por qué adaptarse a las necesidades y características de cada persona. Si padecemos problemas digestivos debemos acudir al médico o a un/una dietista- nutricionista.

 

Si desean saber más y/o asesoramiento especializado pónganse en contacto con Vital Ayuda, nuestras especialistas en nutrición les atenderán.