Seguridad en el Hogar para Personas Mayores

La seguridad en el hogar para las personas mayores juega un papel fundamental en la prevención de accidentes en esta etapa de la vida.

Muchos accidentes y caídas que sufren las personas mayores se producen en el hogar. Y este hecho supone, en muchos casos, pasar de una vida autónoma e independiente a convertirse en personas dependientes con necesidades asistenciales. Sin embargo, minimizar los riesgos está al alcance de todos/as, pues las recomendaciones que damos a continuación raramente son imposibles de llevar a cabo en cualquier hogar.

Mantener el orden en el domicilio

Un lugar para cada cosa y cada cosa en su lugar

Facilitará en gran medida la localización de objetos y evitará tropiezos y accidentes. Organización en función de:

  • La frecuencia de uso de las cosas; las de mayor uso en lugares más accesibles.
  • Peso y tamaño: las de mayor peso y tamaño deben colocarse a una altura adecuada para que moverlas suponga el menor esfuerzo para nuestra espalda.

Puertas y ventanas

Las puertas y ventanas de la casa deben estar totalmente abiertas o totalmente cerradas, así se evitarán golpes al no haber apreciado que estaban entreabiertas.

Los suelos deben ser:

Seguridad en el Hogar para Personas Mayores

  • Lisos
  • Antideslizantes
  • Sin elementos que sobresalgan (como ocurre a veces en el acceso a terrazas y balcones) y, si los hay:
    • Deben señalizarse convenientemente (por ejemplo, poniendo un letrero de recordatorio en la puerta donde se encuentra el desnivel o con cintas adhesivas de colores visibles en el suelo).

La iluminación en el hogar

  • Cosas que se deben evitar:
    • Los resplandores en espacios interiores     
    • Espacios escasamente iluminados
    • Pasar de una condición de gran iluminación a espacios oscuros, y viceversa. 
  • Conseguir una iluminación natural mediante el manejo de persianas y/o cortinas en distintos momentos del día.
  • Usar de distintos tipos de luces durante la noche para acomodar la iluminación global.
    • Disponer de noche de alguna luz roja (ilumina suficientemente sin deslumbrar) en determinados espacios (como el pasillo o el cuarto de baño).
    • Disponer de distintos tipos de luces que puedan orientarse y, a ser posible, de intensidad regulable, con el fin de adaptar la luminosidad a las necesidades de cada momento.

Uso de alfombras:

  • No se aconseja su uso por el peligro de tropiezos y resbalones si no se adhieren bien al suelo.
  • En caso de utilizarlas, intentar que las esquinas no se doblen y no se muevan fácilmente; por ejemplo:
    • Sujetándolas bien mediante el mobiliario que se coloque encima.
    • Utilizando unas gomas especiales que se comercializan para tal finalidad.seguridad en el hogar escaleras

Si existen peldaños:

  • Conviene que estén suficientemente señalizados incorporando una marca que destaque el filo de cada escalón (una línea gruesa de un color que contraste con el fondo, o un dispositivo adhesivo diseñado a tal efecto).

Uso de material ortopédico para facilitar las tareas cotidianas.

La consulta con el óptico, en caso de tener problemas de visión.

Desde Vital Ayuda ofrecemos asesoramiento y formación a las familias sobre la seguridad en el hogar para nuestros mayores. Además facilitamos el material ortopédico necesario para tu mayor. Consúltanos tus dudas sin compromiso.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.